Augusto Valenzuela
ASESORIA LABORAL EN MANOS CONFIABLES

 

LA CONCILIACION LABORAL EN GUATEMALA

 

Augusto Valenzuela

Secretario General de la Asociación Iberoamericana de Derecho del Trabajo

 “Guillermo Cabanellas”

www.labor.com.gt

 

 

INTRODUCCIÓN

 

La “CONCILIACION LABORAL” es un tema de mucha importancia dentro del ámbito de las instituciones laborales en Guatemala, misma que muchas veces no ha sido efectiva ante la intervención de las autoridades laborales administrativas, por lo que se hace necesario su estudio y proponer una opción que haga viable la misma, a fin que de que nuestra legislación laboral se desarrolle buscando la protección de las garantías sociales, teniendo como objetivo la eficaz democratización y gobernabilidad de las instituciones correspondientes.

 

LAS INSTITUCIONES ADMINISTRATIVAS DEL DERECHO DEL TRABAJO, GOBERNABILIDAD Y DEMOCRACIA

 

 

 La administración de justicia  en el ramo administrativo.

 

Inspección General de Trabajo.  Órgano administrativo que depende del Ministerio de Trabajo y Previsión Social que se encuentra integrado de un “cuerpo” de inspectores de trabajo. Vela porque empleadores, trabajadores y las organizaciones de  éstos cumplan y respeten las leyes, convenios y pactos colectivos de condiciones de trabajo y reglamentos que norman las condiciones de trabajo y previsión social.

 

Este órgano facilita el arreglo directo y conciliatorio de conflictos que puedan surgir entre “patronos” y  “trabajadores”.

 

Este órgano, por disposición de la normativa, debe cumplir con las siguientes funciones:

 

Función de vigilancia. Misma que se desarrolla en las visitas oficiosas que su cuerpo de profesionales realizan a los diferentes centros de trabajo. Con esta función ese órgano busca asegurar el cumplimiento de la normativa laboral por parte de los sujetos de la relación de trabajo y sus organizaciones.

 

Función asesora. Esta función se cumple al  evacuar consultas que le puede formular el propio Ministerio del que depende, así como los patronos, trabajadores y sus organizaciones. Sus consultas sirven de guía u orientación, en ningún momento son vinculables o de cumplimiento obligatorio.

 

Función conciliatoria. Esta función se cumple cuando los sujetos de la relación piden su intervención en la solución de conflictos, sean del orden individual o colectivo.

 

Función pesquisidora: El incumplimiento de la normativa por parte de cualquiera de los sujetos de la relación, obliga a ese órgano a iniciar procedimientos judiciales en contra del infractor, con el objeto de que éste (el infractor) se le obligue judicialmente a que se ajuste a la ley y a la vez se le impongan medidas sancionadoras.

 

Las funciones enunciadas se orientan fundamentalmente a las relaciones “patrono” – “trabajador”  del sector privado.

 

Oficina Nacional de Servicio Civil y Junta Nacional de Servicio Civil:

 

La oficina Nacional de Servicio Civil  es el órgano ejecutivo encargado de aplicar la Leyde Servicio Civil, última que contiene la normativa propia de las relaciones jurídicas existentes entre la “Administración Pública” en su carácter de patrono con sus servidores públicos.

 

Esta oficina  Nacional de Servicio Civil cumple fundamentalmente con una función investigadora al ser la encargada de investigar y conocer cualquier denuncia que presenten los “agraviados” de la relación “Administración Pública –Servidor Público” por el incumplimiento de la Ley de Servicio Civil  y normativa anexa a esa ley.

 

Por su parte la Junta Nacional de Servicio Civil es el órgano que resuelve la o las denuncias presentadas por el incumplimiento de la Leydel Servicio Civil; en ese sentido podríamos decir que esta Junta  cumple básicamente una función resolutiva de contiendas entre la Administración Pública y sus servidores.

 

La Junta Nacionalde Servicio Civil  se integra con tres miembros titulares y dos suplentes, designados por el Presidente de la República de Guatemala para un período de tres años.

 

Asimismo, la Oficina Nacionalde Servicio Civil está integrada por un director y un subdirector y por el demás personal indispensable para su funcionamiento.

 

Sus funciones se orientan a  resolver administrativamente los conflictos individuales que surjan entre la administración pública y sus servidores.

 

 

La Conciliación.

 

“Conciliatio” proviene del verbo conciliare que significa concertar, poner de acuerdo, componer o conformar a dos partes que se debaten en una controversia de intereses. Es un mecanismo mediante el cual las partes entre quienes existe un conflicto tratan de superar la controversia existente, con la colaboración de un tercero experto, objetivo e imparcial.

 

La conciliación extrajudicial es un mecanismo alternativo a los tribunales de trabajo para la solución de conflictos; es un instituto que tiende a lograr acuerdo entre las partes con el fin de evitar la prosecución del proceso judicial y, asimismo, es importante para el desarrollo y consolidación de un sistema de solución pacífica de conflictos laborales.

 

La conciliación extrajudicial busca la avenencia de los que están opuestos entre sí, con la intervención de una persona facultada legalmente para ese efecto, que puede proponer fórmulas conciliatorias.

 

En tal sentido debe establecerse un marco de relaciones para garantizar y propiciar la paz laboral, creando instancias mediadoras que promuevan y favorezcan la adopción de acuerdos, buscando la certeza de aumentar la productividad y competitividad, mejorando igualmente las condiciones de vida y trabajo.

 

La conciliación debe instituirse como obligatoria, previa al proceso judicial, estableciendo un procedimiento que promueva la comunicación directa entre  las partes para la solución extrajudicial de la controversia, debiendo ser las actuaciones confidenciales.

 

Estamos conscientes de que no existe una cultura de negociación en nuestro país ya que está muy arraigado el criterio del litigio; tenemos la “cultura del juicio”, de la intolerancia y no diálogo, que es el resultado acumulado de muchos años de violencia, por lo que se hace necesaria la obligatoriedad de una instancia conciliatoria a efecto de que el sistema funcione previo a acudir al órgano judicial.

 

Existen ya legislaciones como la francesa, la española, la italiana, la alemana y la argentina que tienen regulada la conciliación como obligatoria.

 

La creación de una instancia conciliadora constituiría una eficaz ayuda para lograr que la justicia se administre pronta y cumplida con lo cual se refuerza la democracia, la paz y la convivencia social. El uso de los medios alternos de solución de conflictos es la mejor fórmula para luchar contra el formalismo, la lentitud en los procesos judiciales, los gastos en que se incurre en el proceso, el abuso del derecho de litigar, la falta de acceso a la justicia, la subjetividad, la  parcialidad, etc.

 

Se hace necesario también un cambio de mentalidad de los abogados. Se debe tomar conciencia que es necesario orientar  a los patrocinados hacia métodos alternativos de solución de conflictos, antes de ser involucrados en un proceso judicial.

 

Cabe señalar que la conciliación es muy importante, ya que aunque esta fracase totalmente, se consigue por lo menos un acercamiento entre las partes.

 

PRINCIPIOS

 

Los principios que deben regir en toda conciliación extrajudicial son:

a)            Gratuidad;

b)           Celeridad;

c)            Igualdad procesal;

d)           Audiencia de las partes;

e)            Contradicción; y,

f)               Imparcialidad;

 

PROCEDIMIENTO

 

En un primer momento el conciliador explica a las partes la finalidad de la conciliación y sus bondades, luego individualiza las diferencias, facilita el acercamiento de las posiciones y eventualmente propone fórmulas conciliatorias no obligatorias, con la finalidad de terminar el conflicto y evitar que llegue a la justicia ordinaria.

 

CONCILIADOR

 

Debe existir un cuerpo de conciliadores compuesto por personas de reconocida experiencia en el cambo de las relaciones laborales.

 

La función del conciliador se limita a inducir y facilitar el acuerdo, no resuelve la controversia, sino propicia su solución.

 

CONCILIACIÓN OBLIGATORIA

 

La conciliación debe tener el carácter de obligatoria y por lo tanto un requisito previo a plantear la demanda ante los tribunales de justicia.

 

La presentación de una solicitud de conciliación ante esta instancia suspende los plazos de prescripción.

 

La instancia conciliadora sería competente para llevar a cabo conciliaciones laborales que no vulneren los derechos fundamentales de los trabajadores.

 

REQUISITOS DE LOS CONCILIADORES

 

Deben desempeñar la función conciliadores idóneos con formación y antecedentes específicos en Derecho del Trabajo, creando para el efecto un Registro de Conciliadores Laborales, cumpliendo, entre otros, los siguientes requisitos:

a)            Abogado;

b)           Conocimiento del tema laboral;

c)            Aprobar cursos que se promuevan; y,

d)           Tener conocimientos de mediación;

 

MARCO LEGAL DE LA CONCILIACIÓN EXTRAJUDICIAL EN GUATEMALA

 

En Guatemala, existen diferentes disposiciones que regulan el tema de la conciliación; sin embargo, la misma no ha sido efectiva por diversas razones, especialmente la que se intenta realizar ante la Inspección General de Trabajo. Dentro de las normas indicadas, se encuentran las siguientes:

 

a)             RECOMENDACIÓN NÚMERO 92 DE LA ORGANIZACIÓN INTERNACIONALDEL TRABAJO (6 DE  JUNIO DE 1951) DENOMINADA “RECOMENDACIÓN SOBRE LA CONCILIACIÓN Y EL ARBITRAJE VOLUNTARIOS 1951”.

 

La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo celebrada el seis de junio de mil novecientos cincuenta y uno en su trigésima cuarta reunión, emitió la “Recomendación número 92 sobre la conciliación y el arbitraje voluntarios”, habiendo concluido que se deberían establecer organismos de conciliación voluntaria apropiados a las condiciones nacionales, con el objeto de contribuir a la prevención y solución de los conflictos colectivos de trabajo entre empleadores y trabajadores, debiendo ser el procedimiento gratuito y expedito.

 

b)  CONVENIO NUMERO 81 SOBRE LA INSPECCION DE TRABAJO (1947), DE LA ORGANIZACIÓN INTERNACIONALDEL TRABAJO

 

En este Convenio no aparece ninguna disposición relativa a “conciliación” y es la base legal emanada de la Organización Internacional del Trabajo, para la creación de la Inspección Generalde Trabajo en Guatemala; sin embargo, sólo se le otorgan a dicho órgano administrativo de trabajo facultades de fiscalización pero no de conciliación.

 

c) RECOMENDACIÓN NUMERO 166 SOBRE LA TERMINACIÓN DE LA RELACION DE TRABAJO DELA ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL DEL TRABAJO

 

ARTICULO 15: “...Se podrá prever un procedimiento de conciliación antes de interponer un recurso contra una terminación de la relación de trabajo  o durante el mismo”.

 

d) CODIGO DE TRABAJO (DECRETO 1441 DEL CONGRESO DE LA REPUBLICA)

 

Artículo 278: “...Los arreglos directos y conciliatorios que se suscriban ante los inspectores de trabajo o trabajadores sociales, una vez aprobados por el inspector general de trabajo o por el subinspector general de trabajo, tienen carácter de título ejecutivo”.

Artículo 281: “Los inspectores de trabajo y los trabajadores sociales, que acrediten debidamente su identidad, son autoridades que tienen las obligaciones y facultades que se expresan a continuación: ... Deben intervenir en todas las dificultades y conflictos de trabajo de que tengan noticia, sea que se presenten entre patronos y trabajadores, sólo entre aquellos o sólo entre éstos, a fin de prevenir su desarrollo o lograr su conciliación extrajudicial, si ya se han suscitado...”.

 

e) REGLAMENTO DE LA INSPECCION GENERAL DE TRABAJO

 

Artículo 19: “La Inspección General de Trabajo es una dependencia técnica del Ministerio de Trabajo y Previsión Social, la cual en virtud de la ley debe: ...Conciliarlos intereses de los patronos y trabajadores...”.

 

f) LEY QUE CREA EL MINISTERIO DE TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL

 

Artículo 2: “Corresponde al Ministerio de Trabajo: ...4. La prevención de los conflictos laborales y su solución extrajudicial”.

 

g) LEY DEL ORGANISMO EJECUTIVO

 

Artículo 40: “Corresponde al Ministerio de Trabajo y Previsión Social hacer cumplir el régimen jurídico relativo al trabajo, la formación técnica y profesional y la previsión social; para ello, tiene a su cargo las siguientes funciones: ... b) Promover y armonizar las relaciones laborales entre empleadores y los trabajadores; prevenir los conflictos laborales e intervenir, de conformidad con la ley, en la solución extrajudicial de estos, y propiciar el arbitraje como mecanismo de solución de conflictos laborales; todo ello de conformidad con la ley”.

 

Las disposiciones antes indicadas crean el marco legal de la conciliación en Guatemala; sin embargo, las mismas no han sido suficientes para materializar eficientemente la conciliación.

                                                                                                        

CUESTIONES NEGATIVAS DEL MINISTERIO DE TRABAJO EN RELACION A LA CONCILIACIÓN

 

Existen elementos negativos que se han detectado, respecto del actuar del Ministerio de Trabajo y Previsión Social, Inspección General de Trabajo, y que limitan lograr una conciliación extrajudicial efectiva en los asuntos sometidos a su consideración, especialmente en los asuntos de carácter individual.

 

Entre otros, se encuentran los siguientes:

 

1.                Desconfianza del sector empleador;

2.            No se asume una actitud imparcial;

3.            Se mantiene directrices de orden ideológico;

4.            La Inspección General de Trabajo emiten “sentencias declarativas” que pretenden su cumplimiento inmediato por parte de los empleadores, ejemplo: reinstalar a la trabajadora que goza inamovilidad, sin que previamente se establezca si tiene o no derecho a la misma y efectuar apercibimientos inmediatos a reinstalar o pago de prestaciones laborales;

5.             Para conciliar un caso determinado la Inspección Generalde Trabajo no cita más que una vez al empleador, y anteriormente se permitían hasta tres citaciones, lo que posibilitaba el arreglo del caso.

6.            La Inspección General de Trabajo no es efectiva en la conciliación, porque  los inspectores no tienen conocimientos de esa materia.

7.             En muchas oportunidades, existe falta de respeto a los profesionales del derecho que acuden a la Inspección de Trabajo.

8.             Es ineficaz la fase conciliatoria en la vía administrativa.

9.            La fase administrativa laboral se ha utilizado básicamente para interrumpir la prescripción.

10.        Se debería contar con personal con otra mística de trabajo, capacitado, imparcial, objetivo, que sean estudiantes de derecho.

11.           Anteriormente en la Inspección Generalde Trabajo se medía su efectividad por el número de casos conciliados; hoy la efectividad se mide por el número de casos que se van a los tribunales.

12.       La mayoría de inspectores tienen únicamente la mentalidad de fiscalizar, pero no de conciliar;

13.       No se imparten cursos de capacitación a los actuales inspectores.

14.       Se tienen criterios muy cerrados en casos concretos.

15.        En la Inspección General de Trabajo quien dirige la conciliación es juez y parte, ya que si no se arriba a un arreglo la misma institución promueve las demandas judiciales.

16.       Los salarios de los inspectores de trabajo debe revisarse, ya que el aspecto económico es importante.

17.        Los salarios por daños y perjuicios y las costas judiciales contaminan cualquier posible conciliación.

 

NUESTRA PROPUESTA

 

Ante la poca efectividad de la institución de la Conciliación realizada ante las autoridades de trabajo, especialmente las administrativas, se debe buscar una alternativa que rompa con el esquema existente en Guatemala desde hace más de sesenta años, ya que la historia refleja que la misma no ha funcionado adecuadamente, lo que implica que los conflictos laborales saturen los tribunales de trabajo, mismos que sufrirán el procedimiento judicial y por lo tanto el resultado se difiere en el tiempo, lo que implica una tardía solución del conflicto.

En consecuencia, se debe emitir una ley que regule que todo conflicto individual o colectivo sea dirimido con carácter obligatorio y previo a la presentación de la demanda judicial.

 

Dicha regulación legal debería contemplar:

a)            La creación de un ente autónomo con personalidad jurídica propia.

b)           Que dicho ente esté integrado por representantes de los sectores público, empleadores y trabajadores.

c)            Crear un Registro de Conciliadores Laborales.

d)           Que los casos que se presenten sean designados por sorteo.

e)            Que las remuneraciones de los conciliadores tendrán el carácter de honorarios y deben ser estimadas de acuerdo con sus calidades.

f)               Que se fije a los conciliadores plazo para resolver los conflictos sometidos a su conocimiento.

g)           Que el acuerdo arribado en la conciliación, será un convenio de aplicación general con fuerza ejecutiva e inapelable.

Concluido el procedimiento de conciliación sin haber arribado a un convenio, las partes quedan en libertad de acudir a los tribunales de trabajo y previsión social a dirimir sus diferencias.

 

Guatemala, marzo de 2010

© 2014 Augusto Valenzuela

62825